Copia de seguridad completa, diferencial e incremental. ¿Cual elegir?

No hay dudas que durante los últimos años disponer de una copia de seguridad es algo imprescindible en todo negocio actual. Los sistemas de copias de seguridad han ido evolucionando con el tiempo haciéndose cada vez más ajustadas a las necesidades particulares de cada usuario.

Por la red verá muchas veces las denominadas copias de seguridad “COMPLETA” “DIFERENCIAL” e “INCREMENTAL”

En este artículo vamos a ver de qué se trata cada una de ellas.

 

COMPLETA

Como su propio nombre indica este tipo de copia de seguridad copia todos los datos e información que seleccionemos en otro soporte (cintas, dvd, cd, discos duros, en la nube etc. etc) para su posterior recuperación.

Al tener una copia completa en un soporte es muy sencilla y rápida su recuperación lo cual es importante si nuestro objetivo de tiempo de recuperación “RTO” sea el mínimo posible.

A la vez tenemos dos inconvenientes, el espacio que ocupa y el tiempo que se tarda en realizar dichas copias de seguridad, por ello normalmente se recomienda hacer este tipo de copia de una manera puntual a ciertos intervalos de tiempo, por ejemplo, al cerrar la oficina el viernes por la tarde y combinarla con otros tipos de copias de seguridad.

 

DIFERENCIAL

Este tipo de copia a medio camino entre la completa y la incremental, copiará todos los datos nuevos o modificados desde la última copia completa, por ejemplo, si el lunes realizamos una completa, el martes creamos una carpeta llamada “nuevas fotos” y el miércoles ejecutamos la copia diferencial, en nuestra copia de seguridad solamente se almacenará esa carpeta.

 

INCREMENTAL

Este tipo de copia de seguridad siendo la más avanzada solo realiza la copia de los archivos que hayan sido modificados desde la última realización de nuestra copia de seguridad, ya sea completa o diferencial.

Para ello compara las fechas de modificación de archivos y el software tomara para la posterior copia solamente copiara los archivos con fecha más reciente.

La ventaja de este tipo de copia de seguridad es que se puede hacer tantas veces como se quiera dado que el aumento de almacenamiento no será muy significativo, así como tampoco la rapidez con la que se realiza esta copia.

Por ejemplo, si el lunes realizamos una completa, el martes creamos una carpeta llamada “nuevas fotos”, el miércoles ejecutamos una copia diferencial, el jueves creamos una carpeta llamada “fotos viaje” y el viernes ejecutamos una copia incremental, a nuestra copia de seguridad solamente se unirá la carpeta “fotos viaje” mientras que si ejecutáramos nuevamente la diferencial se copiarían ambas carpetas.

Estudiando las necesidades de cada cliente se puede optar por tener una estrategia de recuperación de datos adaptada ya que cada elección tiene sus ventajas y e inconvenientes.

En principio para una empresa pequeña que no tenga un gran volumen de datos se podría optar por hacer una copia completa el ultimo día laboral y una incremental cada día al final de la jornada.

CompartirShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInTweet about this on TwitterEmail this to someonePrint this page